¿Qué hacer en caso de accidente?

Te damos algunos consejos que te serán de utilidad
accidente

Si ha sufrido un accidente de tráfico, es primordial recordar el mayor número de detalles posibles del accidente  a fin de tratar de probar la culpa del otro y posteriormente exigir una compensación económica o indemnización.

Cuestiones importantes para recordar:

  • Acopie la mayor información de la escena del accidente de tráfico.
  • Si le es factible, haga fotografías de todos los detalles del accidente.
  • Intente recabar contacto y tome datos de eventuales testigos del siniestro, así como de cualquier otra persona que esté involucrada en el accidente.
  • Avise, usted o cualquier persona que pueda ayudarle si usted no puede, a la policía para que se persone en el lugar de los hechos y tome nota y levante un atestado de lo ocurrido.
  • Solicite atención médica en cualquier centro médico de su localidad. Asegúrese de que le realicen y documenten el seguimiento médico de las secuelas producidas por dicho accidente de tráfico.
  • Es importante recalcar que el dolor puede ocultar algún traumatismo que dure mucho tiempo, por lo que debe asegurarse de que el examen que le realice el facultativo es exhaustivo y se prolonga el tiempo necesario para que se sienta totalmente restablecido del accidente y sus consecuencias.
  • Recopile y conserve cuanta documentación sea relacionada con el accidente de tráfico, así como las facturas de gastos que hayan sido generados a causa del mismo.
  • Solicite asesoramiento legal de un experto abogado independiente a la compañia de seguros responsable del accidente de tráfico.

Si usted hace caso de los anteriores consejos, tendrá casi todas las probabilidades de que la indemnización que conseguirá sea la justa y adecuada, sin que ninguna compañía de seguros pueda enriquecerse injustamente a costa de ahorrarse parte de lo que le correspondería indemnizarle a usted.

HOSPITALIZACIÓN Y REHABILITACIÓN

Pida siempre que le faciliten informes médicos por escrito. Compruebe que reflejan de forma fidedigna las patologías provocadas por el accidentede tráfico.

En caso de necesitar rehabilitación, puede elegir el centro así como la empresa de ambulancias que le trasladará desde su domicilio. Pida siempre un informe escrito de cada visita a rehabilitación.

Las visitas domiciliarias facultativas suelen ser de empresas subcontratadas por las compañías de seguros, y en ocasiones los médicos que envían a casa del paciente no tienen la especialidad requerida por éste. Asegúrese de que le facilitan la siguiente documentación: nombre y apellidos, especialidad médica, número de colegiado, empresa a la que pertenece y compañía que la contrata. Si no lo hacen, recuerde que les puede negar la entrada a su domicilio. Al finalizar la visita, pida un informe de la misma. Si el medico que le visita no le satisface, notifíquelo y solicite el cambio de facultativo.

LA DENUNCIA

Después de la modificación de fecha 1 de Julio de 2.015, las imprudencias leves derivadas de accidentes de circulación han sido despenalizadas y ya ni siquiera son consideradas faltas, con lo que en estos casos no cabe ya interponer denuncia ni, en consecuencia, valoración del médico forense adscrito a los Juzgados de lo Penal. Dicha intervención penal queda circunscrita a las negligencias graves, o lo que es lo mismo, cuando el resultado de la negligencia en la conducción provoca lesiones graves en el perjudicado.

No se precipite: tiene 6 meses para interponer denuncia en juzgado, SIEMPRE QUE SEA UN ACCIDENTE POR IMPRUDENCIA GRAVE. Espere a tener el atestado de los agentes de la autoridad para interponerla.

Busque asesoramiento jurídico por un abogado independiente a la compañia de seguros responsable del accidente de tráfico.

Su compañía de seguros es probable que le cubra la defensa jurídica, por lo que pueden asignarle un abogado de la propia compañía de seguros; pero es importante que conozca que usted puede libremente elegir a su abogado de confianza, estando obligada, en ese caso, la compañía a hacerse cargo de sus honorarios profesionales.

Asegúrese de que en el atestado es fiel con la realidad de lo acontecido en el accidente,  verifique que no se haya omitido detalle alguno, así como que no haya errores de fecha, hora, lugar etc.
Intente recabar testigos que confirmen su versión sobre lo ocurrido en el accidente de tráfico.

Solicite a los policías que en el atestado consten los testigos del siniestro o la actitud posterior del infractor que hubiesen visto éstos. Pídales también un inventario detallado de los desperfectos no relacionados con el vehículo, efectos personales.

La denuncia debe reflejar, además de los hechos, posibles testigos (que deberían estar en el atestado) o incluso anomalías manifiestas u omisiones por parte de los agentes de la autoridad.
No olvide incluir en la denuncia todas las incorrecciones involuntarias o voluntarias del proceso, ya que es la única manera de que entre en sumario y de poder solicitar judicialmente su esclarecimiento o modificación. No firme ninguna hoja en blanco. Redacte junto con los abogados los poderes necesarios para ejercitar su labor. Si precisa mayor tiempo de rehabilitación, solicítelo a su compañía de seguros.

Incluya en las posibles indemnizaciones los gastos de taxis por desplazamientos durante su convalecencia, así como gastos de canguro, limpieza, medicinas, aparatos ortopédicos, etc. (siempre con justificante y a ser posible con la declaración de las personas que le han prestado el servicio).

“Nuestro mejor consejo, sin duda, es que reciba el asesoramiento de un abogado experto e independiente de la compañía responsable del accidente de tráfico”

¡¡¡LLÁMENOS, PODEMOS AYUDARLE!!!